Adicción ó hedonismo? 

¿Qué tan seguido piensas en sexo?
Cada quien tiene su momento. Muchos veces se dice que el hombre vive pensando en sexo, que no puede controlar los impulsos del cuerpo pero, más allá de cuando se reciben estímulos externos, ¿alguno de ustedes -caballeros- cuenta siempre con una voz que le llama a coger? 

Se sabe de los casos patológicos de la adicción al sexo: ninfomanía y también de otros trastornos que son menos psicológicos como la hipersexualidad. En algún momento una amiga que conoce de mi doble vida en los hoteles de paso me pregunto si tal vez era que las personas que solemos recurrir al sexoservicio padecíamos algún trastorno de esos. 

Me pareció una pregunta interesante y hasta un poco perturbadora pues hasta entonces yo sentía que simplemente lo hacía por hedonismo. Por el mero antojo. Por esa sed insaciable de buscar siempre más. ¿Adicción? 

Luego entonces también me pareció interesante la visión machista que se tiene del término. Como si, lejos de tratarse de una condición se tratase de una bendición. Y bueno muchos conceptos cambian con el tiempo y cosas que antes se consideraban malignas o enfermedades, hoy las acogemos como una forma de sentir o ver las cosas. Quizás eventualmente es este mundo del “querer más” que nos va amoldando a la búsqueda eterna del nuevo placer. 

No puedo hablar por toda la comunidad de deportistas extremos, pero al menos yo he encontrado chicas con las que he disfrutado muchísimo y sin embargo enfocarme en buscar “la otra”. Que tenga más de esto, que pueda hacer lo otro, cabello largo o lacio, etc… Es un jamás parar. 

Durante poco más de un año me he encontrado sin encuentros. De hecho, como comenté en unos post a inicios de este año, he usado este espacio para tratar de paliar esa falta. Por un rato el publicar consejos y experiencias me hizo sentir como si siguiera dentro de ese mundo. Poco a poco y con la extensión a Twitter me di cuenta de la gran cantidad de compañeros que se encuentran en esto. Sabía que éramos varios pero me sorprendió encontrar tantos y de tan variadas personalidades y experiencias vividas. 

Ahora me encuentro a semanas de volver a este submundo. Tengo sentimientos encontrados por un lado está el saberme haber cumplido un largo rato de abstemio y por el otro… Ese vacío en el estómago de la oportunidad de volver a los escenarios de sudor y gemidos. De tocar nuevas fronteras, besar nuevos labios, disfrutar de lo desconocido.

Fue así que vino a mi mente esa conversación y me pregunté de nuevo: ¿padeceré alguna de esas afecciones? 

Y de inmediato viene la contestación de mi yo cínico: ¿tratas de justificarte para volver al ruedo?

Y también mi parte emocional y rosa: ¿vale la pena en verdad dedicar tu tiempo -y $- en simplemente disfrutar de 60-90 min? No crees que sería mejor sembrar el jardín para tener cosecha eventualmente en lugar de recurrir a una tienda y pagar. 

(Espero no sonar terriblemente machista al hacer esta analogía, simplemente es una metáfora.)

A fin de cuentas me decidí por tomar el camino intermedio. Quiero estar pero no estar. Sentir la emoción pero no hacerlo. ¿Cómo?

He recibido de vez en cuando correos sobre compañeros con experiencia y otros que desean iniciarse. He contactado con varios por Twitter y aunque no ha sido muy grande la respuesta sobre el sistema propuesto de dar buenas y malas experiencias me gustaría dar un nuevo paso. 

No quiero sonar como un “experto o maestro” pero me gustaría coachear a los nuevos chicos que deseen iniciarse. Darles consejos y ayudarles para disfrutar sin correr peligros. Espero no sonar muy ególatra (creo que debo dejar autojustificarme…). 

Por supuesto que no se trata de nada monetario o algo es simplemente por el ímpetu de sentirme dentro aún por mientras. 

Dejo el correo (diego.bacante@gmail.com) y el Twitter (@diegobacante) para quienes deseen consejos. 

Y agradezco a los lectores que se aventaron mi choro de este post prometo una nueva experiencia (ahora sí actual) para dentro de un par de semanas. 

Sin más por el momento, ¡felices brincos! 

Mi libertad termina donde empieza la de los demás. J.P. Sartre

¿Qué es correcto? ¿Qué es de buen o mal gusto? ¿Qué es moralmente reprobable? ¿Qué es idiosincracia? ¿Qué es socialmente reprobable? ¿Qué son valores? ¿Qué es el honor? ¿Qué es el respeto? …

Es inevitable comenzar a relacionar todos estos pensamientos cuando se leen los comentarios de alguien en la red. El internet ha abierto muchos espacios de expresión, pero con la libertad también ha venido el juicio excesivo (a mi parecer, claro). ¿A qué me refiero?

Alguien puede pensar algo sobre alguna cosa y de inmediato se pueden obtener comentarios negativos al respecto. Pero, ¿es malo dar una opinión negativa?

No. Lo malo es negarse a dar espacio para las opiniones de los demás. Creer que lo que nosotros pensamos o creemos es la verdad absoluta; ni más ni menos que nuestro ego hablando.

Es algo innato que se tiene últimamente cuando lees o miras algo con lo que estás en desacuerdo. Yo lo entiendo y reconozco y lo he hecho. Se trata de algo inconsciente, pero ¿por qué no hacer también comentarios positivos cuando encuentras algo con lo que estás de acuerdo?

¿Por qué es tan aceptado y “popular” tirar mierda? Tal vez se trate de esa moda de ser irreverente y “rebelde“. De mostrar a los demás tu postura y la mejor manera de resaltarla es… (bombo y platillos) ¡Insultando a los demás claro! El mejor ejemplo llega tan abrupto como la campaña electoral del señor Donald Trump quien ha hecho gala de comentarios, actitudes y acciones racistas, violentas y estúpidas a modo de atraer la atención (y futuros votos, claro) del electorado gringo.

Hacerse grande gracias a la “copro-crítica” no es nuevo, es algo que se tiene a mi parecer desde que nacieron todos los programas de chismes de la farándula y publicaciones de ese estilo. En ese tipo de contenido entiendo (mas no se acepto), el que se contenga grandes cantidades de material dedicado a juzgar y herramientas para juzgar al prójimo. Pero, ¿en la política? ¡¿En las redes sociales?!

Las redes sociales promueven la libertad de expresión, sin embargo en estos tiempos parecen más un campo minado donde te debes andar con mucho cuidado. No dar “likes” a esto, por lo que pueda pensar “fulanito” o tu futuro empleador; compartir contenido para concientizar a la gente, etc. Se ha vuelto la preparatoria virtual de la sociedad hoy en día.

Nos tomamos tan poco tiempo examinando nuestra vida, nuestro camino y metas y tanto tiempo mirando el de los demás. Como avanzar si la pasamos: chequeando fotos del ex compañero de trabajo (“no puedo creer que le hayan ascendido de puesto cuando el/ella era bien huevón/na“), mirando estados de gente que postea sus carreras de 5 y 10K (“y… ¿a mi qué? ¿Te aplaudo o qué chingados?“), acosando el perfil de el/la ex que ya va por su segundo hijo (“disfruta la vida… jaja claro“), etc. Un auténtico chismógrafo universal, alimentado casi en vivo por los egos de miles de millones.

¿Por qué tanto juicio? Bien dice el dicho que “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra“; y dudo mucho que todos seamos unas blancas palomas.

¿Adónde voy con tanto regaño?

Pues a lo que ahora parece indispensable en cualquier sitio… forjar un código de ética de ahora en adelante para este blog (que más que forjar es simplemente tenerlo como evidencia pues son cosas que siempre he considerado al postear o responder comentarios).

a) Proteger la integridad tanto de las chicas como de los compañeros: con esto se recalca el evitar subir imágenes (así sean sacadas de la misma web) a modo de respetar el derecho a la privacidad. En lugar de colocar imágenes, dejaré links para redes sociales y/o páginas web de la chica ó, en el peor de los casos, link para el anuncio y, claro, el teléfono para contactarle. Las imágenes se encuentran al alcance de una búsqueda sencilla en google y entiendo que puede ser un poco más engorroso para ligar los comentarios o recomendaciones pero es la mejor manera de mantener las imágenes en los espacios que la chicas deciden ponerlas. De igual modo con los compañeros que me manden reseñas o recomendaciones o menciones en twitter.

b) Respetar los diferentes modos de pensar y ver las cosas: ya sea alguien completamente de acuerdo o alguien que no. La tolerancia es una gran parte del poder ser crítico. No se trata de criticar sino de, en verdad, saber tomar las cosas de quien viene y no hablar sin congruencia. Ejemplo: yo no haría un comentario sobre las fallas y desconfianzas de las chicas si me dedico a llamarles y hacerles “salidas en falso” diciéndoles que ya estoy instalado en la habitación tal o que vengan a mi casa para que cuando lleguen no les abra la puerta o les diga que “se equivocó de casa” (este último ejemplo me lo han comentado varias chicas como Arena -antes Anel- y la señora Gabriela).

c) No a los comentarios “paleros” (ni viceversa): continuaré haciendo recomendaciones o transmitiendo las mismas que la comunidad me hace llegar, así como mencionar chicas que parecen una buena opción. Sin embargo, como he tratado siempre, no doy lugar a comentarios “paleros” (la definición de un fan) que se dedican a publicitar a la chica en cuestión. No digo que esté bien o mal pero trato de mantenernos objetivos (claro, en la medida de lo posible pues hablamos de experiencias enteramente subjetivas). El hacer un comentario sobre si te sentiste a gusto o si te pareció que hizo una buena “chamba” es algo que ayuda a los demás sobre si contratar a la chica en cuestión, sin embargo, cuando comienzan a defender antes malas reseñas o dicen cosas como “ella es la más bella, todas las demás son horribles” te puedes dar cuenta que el emisor del comentario no es imparcial o que tiene un favoritismo. Y me parece necesario recalcar que el tener favoritas no tiene nada de malo (yo mismo he hecho un par de veces recomendaciones basándome en mis favoritas), la mala actitud viene cuando no respetas las diferentes opiniones que pueden tener otros compañeros y entonces viene la recriminación (“¡estás bien pendejo por decir eso de …., ella es la mejor y tu eres un idiota!“).

Puede que los puntos b y c se encuentren muy relacionados hasta parecer tener el mismo sentido pero me pareció importante recalcarlos por separado. Este pequeño breviario de conceptos de código nació de un par de comentarios obtenidos en uno de los posts anteriores donde alguien incluso amenazó con “demandarme por hacer uso de su imagen“.

En fin, yo respeto hasta donde tu me respetes (para sazonar un poco mejor la frase del maestro Sartre) y aún así no significa que me baje a tu nivel de copro-expresión.

Una disculpa por no tener nuevas recomendaciones pero me sentí muy contrariado con lo que pasó y no he tenido muchas aportaciones. No me queda mas que sacudirme el polvo y desearles…

¡Felices brincos!

Comenten de que tema les gustaría que se ahondara (paso por un período de sequía de ideas…), claro en el metaverso del deporte extremo.

Incongruencia

No sé si a ustedes les pasa, pero para mí creo que se ha hecho una maldición casi diaria el notar la falta de congruencia en la gente (eso o ya me empiezo a amargar…).

Pero para hablar de algo hay que empezar por el principio:

De acuerdo a la Real Academia Española…

Screen Shot 2016-07-04 at 19.11.22.png

Congruencia  yo lo tomo como el tener coherencia, es decir, hacer lo que dices o piensas. Y bien se ha dicho que las acciones hablan mas fuerte que las palabras. ¿Por qué la gente se empeña en ser incongruente?

Y con ello no me excluyo en absoluto, todo padecemos en mayor o menor medida ese pecadillo sin embargo a mi me ha llegado a desesperar sobre manera sobre todo en el ámbito del sexoservicio.

Cuando el cliente realiza una llamada a una chic@ lo que espera de ella/él es cierto grado de respeto, información y que se cumpla lo que se diga (¡congruencia!). Es sabido por muchas reseñas negativas sobre las ocasiones en las que precisamente el respeto o la falta de congruencia provoca disgustos en el cliente; donde la consecuencia va desde un encuentro negativo hasta el hacerse de palabras y llegar a la difamación o divulgación de la mala experiencia.

En lo personal he sufrido de varias malas experiencias (unas 8 en el tiempo que llevo en este deporte) y estas experiencias han dado como respuesta un par de posts por aquí sin embargo siempre he insistido en la empatía y en el trato amable a modo de conseguir pasar un tiempo agradable.

La falta de congruencia (o, en un par de casos, de tantita madre…) en algunas chicas ha hecho que si me moleste pero me molesta aún más los comentarios o reseñas de personas que simplemente toman como deporte el difamar o generar rumores.

Nadie es perfecto y es claro que muchas de las chicas que yo he recomendado para algunos compañeros de la comunidad les han parecido estándar o hasta me comentan de un par de malas experiencias así como alguna vez alguien me reclamó por hablar mal de Samy yo me limito a decir “cada quien habla según como le fue en la fiesta“.

Dentro de nuestra libertad de expresión se entienden los reclamos, sin embargo hay una gran cantidad de comentarios que provienen de personas que sin conocer a la chic@ se dedican a generar discordia. No sé si se trate de una especie de troleo u otro tipo de humor de la web pero a mi me enoja muchísimo. Es muchas veces ese tipo de comportamiento el que hace que las chicas se vuelvan cada vez más frías y se complique tanto el tener un buen encuentro con gente nueva.

De tal forma surgen muchas imágenes o listas de cosas que no debes hacer al llamar-contratar una chica y la respuesta de muchos compañeros es crucificar a las que se tardan de más en llegar o a las que les llaman sus “choferes”. Y así se sigue… como partido de volleyball simplemente se avientan la bola de un lado y del otro.

Yo siempre he manejado una idea: si no te gusta algo, cámbialo y la mejor forma de ejercer un cambio real es la acción. Cuantas personas no vemos en el trabajo o escuela quejándose de su estado físico pero esperan que la “dieta de la luna” haga desaparecer la redondez de su cuerpo tras un par de semanas de matarse de hambre. Mmm… pues no. Eso es por mencionar algo muy típico (generalmente más escuchado en mujeres). A mi me desesperan esos comentarios por que de algún modo al mirar a la persona tras quejarse te das cuenta que no hará nada en absoluto por cambiar su situación. Más que quejarse.

No me mal entiendan, entrando un poco en terrenos políticos, yo estoy a favor de la manifestación en contra del atropello de lo que la gente considere sus “derechos” y situación laboral (ejem… Deforma educativa…). Pero hay mucha gente que solo se queja como válvula de escape de sus frustraciones. Yo sugiero que no lo hagan así. Esfuércense en salir de ese bache en el que se encuentran, un paso a la vez pero háganlo.

Ahora volviendo a lo que nos atañe, en esta guerra sin cuartel eterna de lo que se espera de nosotros clientes yo he mencionado algunos detalles non-gratos pero hagamos un listado, ¿les late?

Cosas que no debes hacer con un cliente

  1. Respeto: al contestar una llamada, al responder un mensaje, en la habitación. Todos sabemos que nuestra CDMX es un infierno vehicular y de estrés pero trata de dejar eso afuera de la habitación. Ya lo he dicho antes, la plática al momento del contacto es una buena forma de conocer psicológicamente a la chica y pues, obviamente, esto es recíproco. Si contestas de forma agradable y atenta permites que muy probablemente el cliente baje la guardia y tengas una idea de como sea. Y no es como si fuera necesario tener un título en Psicología para detectar una mentira, un engaño o el hecho de que sólo use la llamada como hot-line. Reciprocidad ante todo.
  2. Puntualidad: uno de los detalles casi siempre listados en las reseñas. En lo personal, a menos que se trate de aprovechar una breve ventana de oportunidad, no me preocupo mucho por el hecho de que tarden 15 o hasta 45 min más de lo que comentaron. Sin embargo, tomen en cuenta los distintos clientes pues se de muchos que se ‘dan la escapada’ durante su tiempo de comida o previo a volver a casa por lo que no cuentan con tiempo suficiente. Sugerencia: comenten en su anuncio la idea de zonas donde puedan llegar con facilidad y hasta tiempos del día también. De este modo, la gran mayoría tratará de usar esa información a modo de conseguir un servicio. Por favor no mientan respecto su ETA (tiempo estimado para arribo), si se cruzaron con alguna eventualidad -casi no sucede verdad…- avisen, pero avisen al cliente. Es una atención que se agradece sobre manera.
  3. Mentiras: por favor, no. Suficiente es con tratar de descifrar cual de todas las fotos parece más real o menos “photoshopeada”, como para agregar mas desconfianza a la relación. Si comentan precios, manténganlos. Lo mismo pasa con lo incluido en el servicio. Habrá quienes lo preguntamos y quienes no, pero el ser sincer@ sobre lo que incluye el servicio puede ahorrar muchos mal sabores ya en la alcoba.
  4. Celulares: de nuevo entiendo la incertidumbre que genera el llegar sol@ a una habitación sin idea de la persona que está ahí dentro por lo que justifico por completo la llamada de “estoy bien” al amigo o chofer. Por favor, a menos que se decidan a no seguir adelante con el servicio, no dejen el celular en sonido o muy a la mano. Y mucho menos que lleguen a distraerse durante el tiempo de servicio mirando el celular o contestando una llamada (lo dice la voz de la experiencia). Es parte tanto de respeto como el de dar un buen servicio. Además también puede hacer sentir al cliente inseguro de porqué habla tanto por el celular o da detalles de donde está (número de habitación). En lo personal nunca he sufrido un asalto asalto (solo una chica se fue a “comprar condones” con lo del servicio y prometió volver), pero si me pasó el sospechar de un posible atraco al salir.
  5. Actitud: de nuevo, otro detalle siempre mencionado. Se entiende el hecho de que no por decidirse a realizar este oficio se sientan siempre calientes o con ganas de tener sexo pero la actitud es mil veces mas importante. El caos diario y el estrés déjenlo afuera de la habitación, traten de pasar y hacer pasar un buen rato. No traten de ser actrices porno, comiencen con lo básico una buena plática y generar un poco de confianza. La mejor interacción se consigue así sin importar si no puedes realizar todo el kamasutra. Traten como deseen ser tratadas.
  6. Atuendo: la discreción puede ser algo indispensable para manejarse en el ambiente. Traten de compensar con una linda lencería o llevar un cambio de ropa de ser posible, se agradece el gesto.
  7. Dinero: marmaja, morralla, baro, lana, cash, efectivo… ya acordaron el “regalo” con el cliente y, de nuevo (perdón por tener una expresión muy pobre en este post), ENTIENDO el hecho de querer asegurar el pago ante tanta gente mañosa o maliciosa. Yo soy de los que no tiene problema si pago antes o después o a medio show pero creo que si llega a afectar. Muchas chicas se desempeñan pobremente cuando ya se saben con el dinero y se enfocan simplemente en hacer que el cliente eyacule para poder marcharse. Estrategia efectiva, no lo niego, pero… ¿qué conviene más? ¿Aventarse unos 2-3 servicios esporádicos por semana con ese trato, ó ganarse seguidores por sus buenas atenciones llegando a tener 10-15 servicios por semana? Ejemplo súper fácil: pides una pizza llamando a Domino’s, tu pagas una vez que recibes tu pizza en menos de 30 minutos. No digo que el que pagues antes signifique que tu pizza llegue tarde o fría o mal cocida pero, al menos estas contento de pagar algo que TU sabes que te va a gustar.
  8. Contacto posterior: a mucha gente le gusta, en lo personal yo me sentí extraño la primera vez que me dieron un número celular personal para poder contactar más fácil. Supongo que depende de la interacción que tengas con el cliente. Si quieren iniciar una conversación por whatsapp no me parece que sea un problema pero no lo hagan simplemente para decir frases como: “ya estoy lista para cuando quieras”, “cuando me llamas de nuevo” etc… Puede sonar sexy y hasta tentador las primeras ocasiones pero después simplemente te das cuenta de que es una forma de hacer “marketing”. En vez de eso (o adicional): háganse una nueva sesión de fotos ó toménse fotos, actualicen su imagen tan frecuente como puedan. Mil veces más efectivo a jugarla de “seductora” vía textos o hasta notas de voz.
  9. Reglas del juego: establecerlas desde la contratación así no hay lugar a malos entendidos aún así hay detalles que me parecen básicos. Lleven condones por favor, me parece algo tonto pedir que los llevemos (claro que aún así yo los llevo por si las dudas peeeero) suena como un soldado sin fusil. Es parte de la herramienta de trabajo, ¿no creen?

Un pequeño listado, por favor comenten tanto si les parece que hace falta agregar o quitar algo según su perspectiva. Ante todo, siempre me gusta recalcar la idea del respeto a las chicas por sobre todo aún cuando den mal servicio. Simplemente no serán contratadas nuevamente y ya. ¡Chicas recuerden que la mejor promoción es la que se hace de boca en boca (o de tweet en tweet en estas fechas)!

Ahora que me he movido un poco más en twitter (no soy tan viejo pero, para ser sincero, nunca le he agarrado mucho chiste al twitter…) he descubierto muchas chicas que prefieren anunciarse por este medio y, a la vieja usanza de los posts anteriores (previos a que relatara mi breve historia por los hoteles de paso) dejaré unas sugerencias. Por acá dejo algunas que me llamaron mucho la atención desde por su imagen hasta por su forma de escribir sus “tweets” y recomendarles que las sigan para estar al pendiente de estas lindas damas.

  • Regina, 37 años (@escort_regina, 5545468481): caray! para los que amamos las milf he aquí un ejemplar espectacular! No es solo la honestidad de sus palabras o el hecho de que muestre el rostro (creanme que entiendo el hecho de no querer publicar su identidad) sino sus fotos siempre con una sonrisa sincera. En cuanto pueda tal vez sea quien me haga romper mi dieta…
  • Jesse Jalil (@JesseJalil, 5543104969): para los que buscan la frescura de la juventud, con un cuerpo de tentación.
  • Luna, 25 años (@lunaazulcel, 5533959503): grandes bubis pero lo más importante acaba de tener un nene… en lactancia!!! para los que gustan del placer de la leche materna (¡galactófilos!).
  • Mariana (@Escortmariana69, 5516118274): otra milf de nalgas grandes, de las denominadas “gordibuenas” pero de esas que no les dicen no nunca. Tiene whatsapp y, al menos cuando chequé, tiene una foto de su rostro que muestra a una señora de unos 30 y tantos tal vez llegando a 40, guapa.
  • Astrid “la jarocha” (@astridlajarocha, 5561235467): un viejo rostro que ha resurgido junto con el de Carmina (me parece que se conocen pues tienen unas fotos juntas y manejan precios similares…). A Astrid siempre tuve la tentación de contratarle sin embargo para cuando me animé (tras leer muchas reseñas que hablaban de su excelente servicio) ella ya había cambiado de celular. En ese tiempo me parece que cambio al menos 3 veces de número y pues nunca pude concretar… En fin apenas que resurgió Carmina di con Astrid en mileroticos. Para los que amamos las milfs es una buena opción.    

De vuelta por acá, ya saben que recibo sus correos en diego.bacante@gmail.com y sus mensajes o tweets por @diegobacante. Me he decidido a no postear imágenes en respeto a la privacidad de las chicas (que muchas tienen twitter pero bueeeno) y sobre todo por que la evidencia fotográfica esta al alcance de un click.

Sin más por el momento les deseo una excelente segunda mitad de año y… ¡felices brincos!

…no son como imaginaba.

¿Alguna vez les ha pasado que sienten desear volver a tener esa inocencia de cuando se es chico? 

Como si se deseara empezar desde cero. No sin errores, pero con la sensación de tener borrado tu historial. Sé que es tonto, en muchas ocasiones yo he reiterado sobre la secrecía que cualquiera de la comunidad tiene lo que significa que solo tú sabes sobre eso (bueno y tus amigos de confianza, y claro las chicas que hayas contratado). Sin embargo, más allá de una especie de conciencia moral lo que yo siento es como si no pudiera conectar con chicas normales. 

Tal vez es el “balde de agua fría” cayendo sobre mi, que me sacude y me hace reflexionar mi realidad pero sigo convencido más que nunca que, para regresar al camino “convencional” es necesario volver a los inicios. Esos inicios donde vas de “manita sudada” con la chica que no simplemente sientes que debes penetrar tan pronto como puedas sino con la que en verdad disfrutas esos momentos de ir por alguna plaza o parque platicando cualquier cosa. Sentir el enamoramiento. Sin objetivos secretos, sin planes ni estrategias. Querer y esperar que la chica te quiera. Sin certezas ni absolutos.

Perdonen ustedes la cursilería pero son cosas que, a mi parecer, valen mucho más la pena. (Y no, no estoy enamorado, por si se lo preguntaban…)

En fin…

Corría el 2012 y con todo y mis retrasos concluí mis estudios en la universidad y comencé mi primer trabajo en mi rama. El 2012 mucha gente lo recuerda porque se decía que el mundo se iba a acabar (otras vez igual que en el 2000 y 2001…) para mí se trato de un año de profundos cambios en mi vida. 
Si bien seguía escapando a algún hotel de paso de vez en cuando, ya solo iba con 2-3 que ya conocía de tiempo. De alguna forma disfrutas más con alguien que ya conoces y se van acoplando cada vez mejor al momento del sexo. Ya no me aventuraba como antes aunque seguía buscando nuevas favoritas de tiempo en tiempo y muchas veces, así sin querer, es que me topé con varias de las chicas que he recomendado en entradas anteriores del blog. 

Me sentía independiente y estable por primera vez en mi vida… 

Hasta que conocí a una mujer que me hizo regresar en el tiempo. Me hacía sentir que era un puberto de 15 años con su primer “crush” romántico. Era unos años menor que yo y de provincia, tal vez eso explicaba esa aura de inocencia y pureza. 

Recuerdo que durante mis años yo siempre repudie esa estupida idea de la pureza de casarse con alguien virgen. Sigo repudiándola aunque también entiendo ahora el porque  la gente valora tanto la inocencia. Quizás sea que el mundo te corrompe o que muchas veces no cumples esos sueños que tenías cuando estabas creciendo; como sea, el tener ese toque de inocencia te hace volver y diseñar nuevos sueños (o modificar los que tenias). Como si se tratara de una nueva oportunidad. Y con lo sufrido en la vida, la gente tiende a agradecer cuando siente que le dan esa segunda oportunidad (aunque no tenga la valentía de hacer lo mismo por otra persona…). 

Bueno pues en ese torbellino de sueños y esperanzas no había espacio para seguir con mi exploración de la variedad de chicas. Era el momento de decir adiós a esa parte de mi vida, ¿cierto? Así que me planteé un último encuentro y pensé en conocer una chica nueva de modo que no me quedara enganchado por hacerlo con las favoritas. Como todo buen vicio este plan al estilo de “me pondré una última buena peda” no sólo no funciono sino que me llegó a sufrir varias malas experiencias. De hecho, haciendo recuentos, fue en este breve periodo de 6 meses donde tuve la mayoría de mis malas experiencias. 

Tristemente no sólo mi plan no funcionó sino que activó ese ánimo de buscar de nuevo el tener una buena experiencia previo a retirarme. Dentro de ese periodo, conocí varias chicas muy buenas pero era como que eso me hacía entonces dudar sobre el dejarlo. De vuelta al círculo vicioso…

Tal vez influenció el hecho de que todo terminará con la “chica pura“. A partir de ahí traté, tontamente, de quedar enamorado a modo de silenciar ese “lado oscuro“. De nuevo no funcionó, pero me hizo darme cuenta de lo cierta que resultaba para mí la frase “el sexo es el consuelo para los que no encuentran el amor“. 

Siempre lo he dicho desde que comencé a compartir mis experiencias: no trato ni de hacer que la gente lo pruebe o lo contrario sino que los compañeros que tuvieran dudas sobre el hacerlo o no tengan a la mano información clara y fidedigna. De algún modo trato de contribuir a que la gente sepa al respecto. Solo eso. 

De momento me encuentro absteniéndome, y no me ha sido nada fácil. De algún modo escribir me ha mantenido con la mente ocupada para tratar de dejarlo. Tratar… No conseguir, pero, por algún lado se empieza, ¿cierto?

Gracias a los que ha compartido experiencias y sus opiniones, no me queda más que decir más que… ¡felices brincos!

…no son como yo creía…

A mi siempre me gusta creer en la gente, pensar que pese a todo la gente tiene siempre alguna cualidad. Pese a sorpresas que me he llevado con varias personas, lo que mas me ha entretenido es poner a prueba una teoría que yo pensé hace unos años respecto a todo los seres humanos: la teoría de la dualidad. No es nada nuevo, la teoría se basa en muchos otros conceptos clásicos como el bien y el mal, o la riqueza y la pobreza… una especie de balance kármico o cósmico (espero no sonar tan viajado…). Es decir que para que exista una debe estar la otra. No hay felicidad sin tristeza, y no me refiero a vivir con depresión pero la lógica misma nos lleva a sentirlo: ¿de qué forma puedes saber algo si no has sentido tanto su ausencia como su presencia? (Creánme no es albur.)

Mi pensamiento de la dualidad se refiere a la dualidad del alma, del saberte seguro de lo qué quieres y lo que haces y sin embargo sentir que algo falta. Esa otra parte. Tu gemelo malvado, tu yang interno. Tal vez lo imaginé como una excusa mental para todos los momentos carnales que se desataron una vez que “le agarré el gusto” a esto del sexoservicio.

No quiero convencer a nadie pero lo he puesto a discusión y, sobre todo, a prueba y la teoría se sostiene aún con las mentalidades más cerradas. Otras personas lo llaman cambio, para mí me parece que es un rincón subyacente en nuestra personalidad. Parte de nuestro instinto, inconsciente o cómo gusten llamarlo. En fin, el vicio para mí había apenas comenzado.

Con 19 años no contaba con mucho dinero para seguir mi cruzada en la búsqueda del placer, así que empecé a pedir préstamos a uno de mis mejores amigos hasta que se negó. Creo que él, en realidad, veía que me estaba afectando demasiado. Había abandonado bastante mis estudios y aunque seguía teniendo vida social, de algún modo me sentía un paria. Yo mismo me segregaba. Con esta determinación de mi amigo decidí buscar un empleo a medio tiempo y continuar mi licenciatura. Encontré una oportunidad gracias a la novia de un amigo e ingresé en un call-center. No se ganaba mucho pero, para mí era la oportunidad de poder “darme el gusto” al menos una vez a la quincena (incluso una por semana según el costo de las chicas).

Este detalle de presupuesto me hizo cambiar mi forma de buscar chicas. Inicialmente lo hacía todo por páginas web grandes tales como: seductoras, preciosas, escortsenmexico, entre otras. Con mi nuevo presupuesto comencé a buscar los anuncios en periódicos (todavía existían en esos entonces…) y a corroborarlos o tratar de saber más vía internet. Ya sea que se tratara de una chica que se cambió de nombre o que se anunciaba en la web primero y mejor se movió a los anuncios de periódico, pude constatar que resultaba mas económico. Por la falta de fotos cada encuentro se volvía como un “volado“, ya que la mayoría de las chicas que contraté en ese período (unas 6) no contaban con alguna imagen. Se trataba solo de una descripción que solía ser muy reductiva, algo como:

Chica bustona, nalgona y acinturada…”

Tal vez yo siempre he tenido suerte pero tan sólo 1 de esas chicas resultó no ser una buena experiencia. Con esto no digo que las chicas si fueran como se anunciaban pero pues “así es la mercadotecnia“. Recuerdo muy bien a una chica que era de Coahuila que me preguntó directamente: “oye, ¿y te gusto?” yo simplemente le dije que sí (chica gordibuena, caderona y nalgona) y me contestó “¿y cómo sabías que te iba a gustar si no tengo foto ni nada?” yo hice una seña de que me dejaba a la suerte.

Durante un período de 2 meses aproximadamente, me desgastaba mucho yendo a la escuela de 7-3 para salir corriendo y llegar a las 3:30 al trabajo de donde salía a las 10 pm. Cuando llegaba a casa lo único que podía hacer era cenar y dormir… o sea que mi rendimiento académico fue aún peor llegando a mi record de reprobar 3 de 6 materias. Claro que los viernes de quincena eran para mí el deleite ya que significaba iniciar una nueva cacería, buscar a la chica de entre todas esas páginas de avisos (para ese momento ya los revisaba online) y juntar candidatas apuntar sus número y gastar entre 30-50 pesos de saldo de celular llamando para preguntar costo y escucharlas a modo de preveer si se trataba de una agencia o si ya eran viejos lobos de mar (que no siempre es malo, Karime se te extraña…😦 ).

Al final puedo dejar esta lista de nichos donde encontrar a su nueva “presa“:

  1. Revisa tu presupuesto: se que mencioné estrategias para encontrar no para contratar pero muchas veces (y me incluyo) en la calentura se te olvida lo que tienes y simplemente piensas en acuartelarte y esperar a que llegue la chica y, para cuando llega te falta dinero o no te alcanza para el cuarto. No solo es penoso sino que también se pierde la poca (quizá casi nula) confianza que la chica tenía contigo. Por lo tanto checa tu presupuesto haciendo lista de lo que necesitas y cotejando con el dinero que posees a tu disposición. Habrá las chicas que manejen promociones o que te hagan algún descuento porque te conocen o eres frecuente pero no confíes en eso.
  2. De urgido (150-500 pesos): créanme cuando uno tiene ganas vaya que te das cuenta de que eres un vicioso pues encuentras como satisfacer el ansía. Para encontrar estos precios debes buscar en internet en páginas como blidoo (ya no es muy bueno pero lo pongo de todos modos), mundosexanuncio, mileroticos… en general cualquier sitio de avisos ocasionales en la sección de contactos. Busca por chicas que mencionen este costo y busca por la palabra departamento o casa o que tiene instalaciones. En este espacio se encuentran las chicas con departamento o casa o espacio; todo lo anterior es una analogía de prostíbulo la gran mayoría de la veces (solo un par de veces si fui a departamentos donde estaban 2 o 3 chicas sin ningún padrote o madrota o “portero“). A estos sitios hay que ir con mucho cuidado, sobre todo si es la primera vez que vas. Regularmente tocarás a la puerta de una casa o edificio y saldrá alguien a recibirte (un tipo cadenero). No te pongas nervioso, tranquilo y si te pregunta pues dile que vienes “por el anuncio“. De rigor si traes mochila te hacen dejarla (toma el dinero y cualquier cosa de valor contigo, o mejor aún, no lleves nada mas que el dinero justo y unos 30 pesos más) también pueden hacerte apagar tu celular (para no tomar video o fotos, procura no llevar celular o llevar uno de esos chafas). Te harán pasar a una sala o pasillo con un sillón o sillas y harán desfilar a las chicas que están disponibles. En cuanto eliges a alguna, ella te lleva a la habitación que le toque (no esperes siquiera puertas, date por bien servido con una cortina). Ella te pregunta por que servicio vienes, si no sabes de precios ella te dirá. Normalmente están: el “básico” que es una relación 3 posiciones y oral con condón por 15-20 min, el básico con dos chicas que es muy parecido pero solo penetras a una o terminas solo en una de ellas, y el costo por hora que suele ser de 2 a ilimitadas. En todos los casos -excepto tal vez el de por una hora-, no hay besos, a veces no hay desnudo completo y en general no puedes tocar mucho (faje). Los servicios especiales como el anal o el oral al natural son con costo extra (un completo te viene saliendo como en 800 pesos). A la salida guarda al menos 5 pesos para el portero que usualmente te pide “para el chesco” antes de dejarte salir.  Ventajas: barato, rápido, eliges entre 2-5 chicas diferentes. Desventajas: las chicas no suelen estar muy agraciadas, el tiempo es contado, las habitaciones son humildes, en la espera puedes toparte con otras personas (hombres que también están esperando lo cual puede ser un poco incómodo).
  3. Conocedor (400-900 pesos + hotel): con el nombre no me refiero a que seas un experto pero generalmente es el costo estándar de muchas chicas que se anuncian igualmente en páginas web como las mencionadas pero que especifican que su servicio es en hotel o domicilio. Este es el tipo de servicios que mas satisfecho me han dejado pues tienes un poco más de tranquilidad en cuanto al lugar y la chica y, a menos que la chica no sea honesta, tienes el servicio por el tiempo contratado sin carrereos. En este nicho he conocido a muchas de las chicas que he recomendado y es otra cuestión donde se puede experimentar que no siempre lo más caro es lo mejor. Aclaro que por acá no tendrás modelos ni mucho menos, sino mujeres con buen cuerpo y a veces guapas. Ventajas: eliges el sitio del encuentro, eliges a la chica (de acuerdo a las características que quieres o fetiches que buscas). Desventajas: costo por el hotel, algunas chicas (sobre todo las que ofrecen precios de 400 o 500) te suben el costo por 100 pesos más para “el taxi“.
  4. Refinado (1000-2500 pesos + hotel): en esta categoría ya podemos encontrar chicas tipo modelo o con características físicas ideales. En lo particular no he tomado mas de 5 de estos servicios pero suelen ser los de páginas como seductoras, bd-x, escortsenmexico y demás paginas grandes. Ventajas: los sitios manejan títulos de “verificada” sobre la autenticidad de las fotos, puedes conseguir servicios menos comunes (despedidas de soltero, swinger, tríos), extranjeras sudamericanas. Desventajas: el costo comienza a ser bastante considerable, las chicas pueden cobrar extras por taxi, las chicas pueden estar mas “maleadas“.
  5. Catador (2500-6000 pesos + hotel + restaurante + demás mamadas que se te ocurran): por acá están las ligas mayores, encuentras chicas que ganan en un día más de lo que tu ganas en un mes (claro que los que las contratan regularmente son gente de mucho dinero). Se trata de modelos y edecanes donde ya no solo cuenta el cuerpo y la belleza sino también la educación, siendo la mayoría bilingües o trilingües. Muchas de las chicas son nacionales pero las extranjeras ya no son sólo argentinas o colombianas sino de europa del este (ucranianas, checas, etc.). Por acá también te encuentras a las chicas que en verdad se están costeando sus estudios (en la Ibero, el Tec de Monterrey o alguna otra escuela de paga costosa). En mi vida he contratado una así, me parece absurdo gastar tanto dinero pero un par de amigos han contratado y me aseguran que es “el servicio“. Chicas de esta categoría las encuentras en la página de divas y en los “establecimientos con-tables” de la cuauhtémoc, zona rosa, roma y condesa. Ventajas: menú internacional, disponible para llevar a reuniones por su porte y educación, servicios para ir a cenar o a bailar. Desventajas: $$$.

¿A qué nicho le tiras tú?

Sea cual sea el nicho que te acomode más recuerda que lo importante es disfrutar, el dinero pasa a segundo plano. Si te preocupas mucho por él, pues mejor no lo gastes en este tipo de actividades. Eso no significa que te conformes con cualquier cosa ya que habrán las chicas que estafan y engañan diciendo que son colombianas o españolas y que no sólo son nacionales sino que se comportan como divas y no dan un buen servicio.

Sus comentarios y recomendaciones son muy bienvenidos ya sea por aquí o por twitter en @diegobacante. En particular no me gustan las difamaciones o reclamaciones públicas, escriban que pasó sin insultos o descalificaciones. Recuerda que el feed que proporciones puede ayudar a otro a evitarse un mal sabor de boca.

¡Felices brincos!

…no son como yo pensaba…

Hace 9 años que me quedé enganchado al rito, a la expectativa, el nerviosismo y la incertidumbre de este deporte extremo. Contaba con 19 años, era sexualmente inexperto (apenas tenía un par de encuentros sexuales en mi haber, aunque bastante buenos modestia aparte :D), y -como muchos- estaba perdido en el torbellino que es la transición de los estudios. El pensar en “tu futuro” como suelen decir los tíos y demás parientes, dudar de sí tomaste la decisión correcta y el conocer y acostumbrarte a la dinámica universitaria. La preocupación más ferviente era ahorrar lo más que pudiera para poder salir los fines de semana con mis buenos amigos de la preparatoria, así que ni hablar de ponerse a dar brincos con extrañas en hoteles. Sin embargo, en una reunión con 3 amigos en el que estaba uno que nunca había experimentado las mieles del placer de prepago, se comenzó a plantear un nuevo encuentro. A fin de cuentas, el interesado tenía miedo de hacerlo solo (aunque siempre me parece tonto el hecho de querer que alguien más lo haga al mismo tiempo que tú, después comprendí que tal vez era una forma de calmar su conciencia “lo hice pero… pero el también“) y yo que me había quedado “picado” de la última ocasión me ofrecí para acompañarlo en su iniciación.

Esa ocasión ocurrieron tantas cosas que se pudieron evitar de no ir todo juntos como “apoyo” (de acordarme me da un poco de pena ajena…) pues los dos que íbamos a “hacerlo” iban acompañados de otros dos sujetos así que ahora entiendo la mirada extraña del hombre de recepción (:)… :S). El sujeto pensó que yo entraba con mis dos amigos y cuando llegó la primera escort (para mi otro amigo, una milf que estaba guapa y gordibuena) y no la dejaban subir a la habitación. Tuvimos que bajar y obviamente la chica se asustó un poco pensando que queríamos hacer un gangbang… tanto mi amigo como yo tuvimos que pagar de nuevo por el costo de la habitación mientras que mis otros dos amigos se fueron para casa de uno de ellos. Desafortunadamente mi amigo que me prestó para el costo de la escort no contaba con más efectivo y, a esa edad, ni hablar de tarjetas de crédito. Ese día con la presión de que Barby llegaba en unos 15 minutos me fuí corriendo hasta casa del que vivía más cerca (20 cuadras aproximadamente) a pedirle 200 pesos prestados a su mamá (oh sí…).

Image result for decepcion

Cada quien se fue a su respectivo cuarto (mi amigo ya bien acompañado) a culminar lo que se preparó. En fin, yo en ese entonces conseguí que me acompañara la sensual Barbara Martell (milf que ya dejó el ruedo tristemente…) y como mi segunda experiencia fue mucho mejor. Sin embargo, ella podía sentir no sólo mi nerviosismo sino también que no estaba disfrutando del momento. Y así fue como conocí a mi primer gurú sexual. Podría culparla por mi adicción ya que a partir de ese momento no se trató ya simplemente de un juego sino un disfrute total. El poder olvidarte de cualquier cosa por 2-3 horas, mi droga particular.

Muchos de los compañeros de la comunidad preguntan muchas cosas como:

¿Qué tal es? ¿si se prende, se deja llevar?” “…¿si es la de las fotos, como te trató?

Tal vez yo siempre he sido muy descuidado en como gasto el dinero o tal vez mi ideal romántico siga representándose en mi al creer que la aventura es lo más importante para mí. Es decir, el ritual de instalarte (o hacerlo en casa) y preparar todo lo necesario, buscar a la chica y llamarle para asegurarte y finalmente esperar a que llegue es lo que me ha tenido enviciado.

Lo comenté antes pero insisto la mayoría de mis mejores encuentros se han dado con chicas que no contaban con fotos. No me parece que el físico no sea importante, ¡claro que lo es! Muchas veces recurres a los servicios para poder comer algo diferente a lo que tienes en casa y es comprensible. El hartazgo de la monotonía puede llevarte a esto, son pocos los casos que he visto en el que una pareja se ama incondicionalmente.

[Perdón por el cinismo, pero hace bastante tiempo que los finales de libro parecen muy ficticios e inalcanzables.]

¿A qué voy con lo que comento? Simple. Puedes leer tantas reseñas y recomendaciones como quieras. Tratar de estar al día sobre la mejor escort en todo el DF, con el mejor precio y el mejor cuerpo y la más bella y, aún así, terminar insatisfecho. Lo digo por experiencia propia. Tal vez sea precisamente tanta información lo que le quita la magia al momento, quizás llegas a idealizar a la chica y, aún cuando haga un servicio ejemplar, te parezca que se ha quedado corta.

La verdadera pregunta que debes hacerte -a mi humilde parecer- es: ¿qué quieres probar tú? ¿Cuál sería una fantasía para tí? Algo que difícilmente conseguirás en la vida real.

Tetonas, nalgonas, piernas largas, blancas, morenas, pelo largo, pelo corto, vestido, mini falda, zapatillas, plataformas, labios gruesos, pezones grandes, abdomen plano, altas, chaparras, delgadas, gordibuenas, senos naturales, senos operados… etc. Todo lo anterior es algo que “fácilmente” (entre comillas porque la vista puede ser engañada con photoshop o no ser la chica que obtengas) puedes buscar en la web en los diversos sitios que te ofrecen anuncios de chicas pero eso solo es una parte del paquete. A fin de cuentas, al menos desde mi punto de vista, la interacción es otra parte primordial para que el encuentro sea memorable.

A mi me pasó con Karen (la venezolana), cuando llegué a su habitación (después de tocar en una que no era… otro de mis osos…) y la ví en su lencería me quedé estupefacto. Me la imaginé sin problemas en un episodio de Bangbros o cualquier otro sitio de porno. Es una milf hecha y derecha con un cuerpo de 10 (senos operados y nalgas también probablemente pero se ven y sienten excelente). Tiene ese aura de sensualidad que poseen muchas sudamericanas y es accesible. Con todo y todo, al momento de la interacción me sentía que estaba con una muñeca inflable hiper real (nunca lo he hecho con una muñeca inflable pero me imagino que así debe ser). Parecía que no sintiera nada, solo miraba al infinito o mantenía los ojos cerrados.

Claro todo depende también de la persona, por ejemplo a Carmina la tapatía la conocí cuando se anunciaba en la página de sexshop.com.mx, y la primera vez que la contraté ella me trató súper bien y hasta llevó un disfraz de conejita. No olvidaré nunca que su primer comentario mientras se cambiaba y yo sólo me quedaba viendo por el espejo fue “abusadillo desde chiquillo“. Claro, de por sí era raro que un chico de mi edad (20 años en ese entonces) acordara una cita con una señora de 45 años y peor aún que siempre he sido “traga años” (suena bien pero a veces era frustrante sobre todo cuando eres adicto a la nicotina…). Recuerdo muy bien el encuentro y así ha sido en los encuentros siguientes Carmina se deja poner como quieras y se mueve bien (no excelente pero bastante bien) y, aunque repite cosas de película porno y no parezca que en verdad disfrute del encuentro, ella se esmera porque tu lo pases bien. Posa para tí, se toca para tí, trae vestidos o zapatillas y juguetes sexuales y, tras contratarla al menos una vez al año, me ha permitido tomar fotos y grabar video sin problema alguno. Además de que la hace de psicóloga al platicar contigo.

Fotos de BUEN FIN HOY ES ULTIMO DIA ,,SEXY VENEZOLANA,MADURITA ,CON LUGAR EN 300 Y 500 VEScreen Shot 2016-05-04 at 12.41.21.png

Karen cuenta con mejor cuerpo, aunque Carmina es naturalita y, pese a que ambas son mecánicas en el acto, de algún modo la interacción que resulta de estar con Carmina me deja más satisfecho. ¿Por qué? Pues es por eso que no podrás saber hasta estar en la habitación con la chica, esa interacción es lo que hace toda la diferencia. Y es esa misma interacción la que hace que las reseñas pese a lo “educativas” que puedan ser pues no son fiables. No por dudar de los demás compañeros de la comunidad sino que simplemente es ese “click” que se hace con la chica. Claro que habrá las chicas que son maestras y manejan la química a la perfección logrando satisfacer personalidades muy diferentes.

Tal vez el punto que quiero resaltar es que “cada quien cuenta según como le fue en la fiesta” y que habrá chicas con las que algún compañero le haya ido de maravilla y a otro pues mal. Eso no habla mal de la chica simplemente que no hubo ese “click“.

Eso si que hay que aclarar que una cosa es que no se hayan sentido muy bien en el servicio por la interacción y otra, muy diferente, que la chica se comporte grosera o sea “payasa“. Como siempre digo trata como desees ser tratado, recuerda que el karma es cabrón.

A lo que quiero llegar es que para mí todas esas preguntas de “si es la de la foto, si maneja buen servicio, etc…” son relativas y completamente subjetivas. Lo que a mi me parece excelente puede ser horrible para ustedes. Yo sé que el dinero no cae de los árboles y con la situación del país pues no parece que mejore pronto pero, a mi parecer, la única forma de saber la respuesta a las preguntas que hacen es investigándolo “de primera mano“.

Anímense a contratar a esa chica a la que le hablaron por curiosos y les gustó como manejó la llamada, pese a que no tenga tanta bubi como “X” o no ofrezca anal o cualquier otro detalle casi puedo garantizarles que lo pasaron mucho mejor y muy probablemente a menor costo.

Es un poco tonto hacer recomendaciones después de lo que he dicho pero como comenté antes las chicas que he recomendado es porque en verdad son personas muy lindas con las que estoy casi un 90% seguro lo pasarán bien. A continuación mi top 5 de las mejores chicas en cuanto a atención e interacción.

  1. Britany (antes Sharon 66374750): va a sonar un poco clasista pero pues esta chica viene de “barrio” es decir que la forma en la que habla es no muy refinada pero lo que si te puedo garantizar es un completo desenvolvimiento en el acto sexual. Se desinhibe fácilmente y se prende muy pero que muy bien.
  2. Sofy (5518604960): una milf hermosa con mucho sentido del humor y una disposición tremenda para el placer. Disfruta mucho del sexo.
  3. Alejandra (5591041953): otra hermosa milf un poco más joven que Sofy (le calculo unos 36 años) y con una plática excelente, muy buena onda y accesible. Se baña contigo, te hace masaje y se deja hacer y lo disfruta.
  4. Aura (5562260110): milf muy nalgona pero tal vez lo que le sobra de buena también lo tenga de corazón, una de esas personas a las que tu les preguntas: ¿qué haces haciendo esto? Goza del buen sexo, se calienta y le gusta disfrutarlo.
  5. Nadia (5515831161): milf con un cuerpo no tan rico, ella no es fea pero el verdadero bonus que ganas es la interacción pues ella se prende delicioso y eyacula mucho (squirt).

Con lo anterior quiero incentivar a que los compañeros nos pasen sus recomendaciones para que otros se animen a dar la prueba. ¡Descubramos talento!

¡Felices brincos!

 

Los caminos de la vida

Es muy común para nosotros el mirar hacia atrás, tanto así que ha venido en incremento la mención de la teoría del desapego. Es decir, dejar atrás todas las “maletas emocionales” que vamos cargando día con día. Tiene sentido, pues es como cuando acumulamos “chácharas” de la escuela, de las novias o en general de la vida y pues llega un momento en que no hay espacio para las cosas nuevas que vas adquiriendo. Supongo que el hacer una limpieza de las cosas es mucho más sencillo que el realizar una limpieza de las emociones que uno va guardando.

Me he descrito antes como un chico poco popular en la escuela tirando a “nerd“, con pocos amigos y no muy asiduo a fiestas. La verdad es que yo solía aferrarme a casi todo, tenía guardados recuerdos de mi preparatoria hasta que concluí la universidad. La idea de dejar ir, de no tener aprecio por lo que viví de algún modo me hacía retenerlos. Quizás sueno un poco a una chica pero pues puede que sea lo que me tocó vivir y los cambios que se dieron en mi generación. La realidad es que me parece que en mi generación se dieron muchos fenómenos de segregación social que nos afectaron mucho (generaciones que cursaron primaria a prepa del 1992 al 2010 no me dejaran mentir).

Durante ese tiempo se dio un boom de las llamadas “boy bands” (Backstreet Boys, N’Sync, Westlife), pasando por las versiones latinas de las mismas (Uff, Magneto, y otras dos que la verdad ya ni recuerdo), artistas pop femeninas (Britney Spears, Christina Aguilera, Nelly Furtado). No puedo negarles que en mi reproductor de música traigo varias canciones de las bandas mencionadas anteriormente (nostalgia será… ¡gusto culposo admitido! aunque no de las boy bands latinas…). Acá se comenzaba a ver la explotación de la gente joven en los medios y con una gran latencia sexual (sobre todo para el ámbito de las estrellas femeninas). Se comenzaba a sentir un culto a los ídolos mas grande (oh sí me tocó vivir desde la fiebre de algunas amigas por alguno de los Backstreet Boys hasta la odiosa moda de las corbatas “rebeldes” de RBD) así como se incrementaba la presión social de estar en las fiestas rodeado de mucha gente sin importar que la conocieras o no -quizás lo último ha estado presente siempre, no lo sé-.

Se dieron movimientos ligados a la música fuertes como la aparición de los “emos“, que se transformaron lentamente hasta llegar a los “hipster” y muchas otras tribus urbanas que no figuraban al menos en el ámbito de la Ciudad de México. Todos y cada uno de estos movimientos iba acompañado de un guardarropa característico, bebidas, lugares y bandas o artistas musicales que seguir.

También se vio el crecimiento de la tecnología llegando a tener celular a partir de la secundaria (ahora veo niños de 6 años con un iPad pero bueno…). Con el internet surgieron las páginas que ahora ya se han vuelto portales para la fama de gente “común” como YouTube o Vine y demás redes sociales y, aún antes, los servicios de mensajería instantánea con los que podías conversar con desconocidos en Perú o en Estados Unidos u otro país.

¡Vaya, ya me estoy sintiendo anciano! Pero la verdad es que simplemente la tecnología avanza a pasos agigantados. No pretendo hacer una reseña sobre los cambios que ha vivido la sociedad mexicana a partir del cambio de siglo sino simplemente poner en perspectiva el hecho de que tanto la gente ha empezado a “desconectarse” de los demás. La gente siente que no vive si no tiene su celular conectado a la red para recibir Whats, o checar Facebook o Twitter (yo solo muero si no tengo pila para escuchar música…). Estas transformaciones de la dinámica social no acababan por cuadrar con la visión romántica que tenía de la vida.

Yo tenía esa rosa idea de encontrar a la chica perfecta en un vagón de metro o pasando por la calle (creo que mi estereotipo siempre fue el de Romeo y Julieta, de los amores imposibles) y pues no digo que sea imposible (conozco un caso) pero digamos que los cambios lo hicieron un poco más difícil. Es extraño pero la gente se abre mucho más ante desconocidos en Facebook o Twitter que ante sus propios amigos en una cena o en una peda. O tal vez eso sea lo que se necesite, el no conocer a nadie para poder abrirte por completo sin temor a represalias o a que vayas a ofender a alguien que aprecias. En cierto modo yo estoy poniendo mi granito de arena en esta “contracultura” con este mismo blog.

Así que agradezco a todos aquellos que regalan unos minutos para leerme.

Supongo que decidí hacer este preámbulo a modo de que los lectores tal vez entiendan un poco mi perspectiva de la vida o lo que he vivido. Tal vez porque, contrario a como algunas personas me visualizan gracias a algunos post, no soy lo que llamarían un “womanizer” (ni deseo serlo en verdad) o alguien con mentalidad fría y calculadora. Simplemente la vida me ha ido moldeando para saber como actuar de acuerdo al lugar, gente y lo que deseo obtener. Tal vez también he querido dejar un testimonio de que aún por dentro conservo a ese idealista romántico que quiere salir con una chica a la playa bajo la luz de la luna a mirar las estrellas y esperar el amanecer sin que haya sexo de por medio.

Creo que esa ha sido la ironía más grande que he comprendido: las pasiones tan fuertes desbordan y acaban por romper con todo. En mi caso el sexo llego a tratarse de una obsesión llegando a ocupar un lugar permanente en mi cabeza lo que, aunado a mis pocas habilidades sociales, me llevó a este rincón de los encuentros furtivos con olor a jabón Rosa Venus.

Y así fue como mi mente dejó de pensar en escenarios como tomar café y dar un paseo por un parque para dar lugar a planes de cotización de costos de hoteles y chicas. El romanticismo se pierde ante el cinismo de la vida en sociedad, quizás por ese tratar de reconectar con mi yo pasado fue que decidí iniciar a escribir mis experiencias y recomendaciones.

Mi primera vez con una prostituta fue a mis 18 años y, como conté en otro post, no se podría siquiera llegar a considerar como una experiencia concretada pues nunca pude llegar a penetrar a la señora que en ese entonces contraté. Claro que con el tiempo y las experiencias vividas pasé de encuentros tristes a encuentros que te dejaban “picado” y con ganas de más.

Algo que puedo decir es que siempre que me digo a mi mismo “que esta sea la última que contratas” siempre -o casi siempre- esa experiencia resulta ser tan grata (quizás cosa del destino que me desea dar una grata despedida de este deporte extremo) que termina por iniciar una nueva racha de encuentros. En mis años practicando este deporte he tenido encuentros con alrededor de 35 chicas diferentes teniendo variedad de experiencias y dando lugar a sentimientos diferentes. De momento, llevo unos 8 meses sin contratar el servicio de alguna escort y ha sido muy difícil no recaer. Mis recaídas siempre iban sobre la parte rebelde mía en la que yo pensaba “pues, no tiene nada de malo, malo es que pienses que esté mal“. Como también he dicho antes, no tiene nada de malo el contratar a una chica para pasar el rato (siempre que se haga con el debido respeto) pero poco a poco te vas sintiendo cada vez más extraño cuando estás con una chica “común”. Si, tal vez esa sea la razón que me acabó por hacerme tomar la decisión de no seguir practicando el deporte o, al menos, tomar un descanso. Por un lado, el saber que podía controlar mi vicio y por otro el alarmante sentir de no poder conectar emocionalmente con una chica como antes.

Yo regañaba mucho a un buen amigo sobre el cigarro. Siempre que nos veíamos para platicar el iba y se compraba su cigarro suelto. Yo solía decirle que no tenía ningún chiste el fumar que para qué lo hacía. El me daba la razón pero después le daba un par de fumadas a su tabaco. ¿Y como acaba siendo que yo mismo me volví adicto al cigarro? De igual modo, yo al ver a las mujeres como un ideal romántico comentaba con mis amigos sobre tal o cual chica que me gustaba mucho y con la que me soñaba feliz en una relación emocional sin importar lo físico; terminé siendo tan cínico o la vida tan irónica conmigo.

Lo cierto es que, después de mi primer gran mala experiencia con una chica contratada pensé en que todo había sido por lo mejor. Y, cuando decidí animarme de nuevo, lo hice más por solidaridad pues un par de amigos querían hacerlo y me dijeron que deberíamos hacerlo los 3 juntos (con 3 chicas y habitaciones diferentes claro pues ninguno de nosotros se animaba mucho a la idea de una mini orgía). Al final ellos dos terminaron por hacerlo solos (yo no contaba con fondo$ suficientes) y uno de ellos terminó muy desencantado mientras que el otro le pareció fascinante todo el ritual y la dinámica. Las pláticas subsecuentes me fueron animando y acabé teniendo una nueva experiencia que concreté y con la que entendí la fascinación por ese rito y todo lo que implicaba. Tanto que yo continúe haciéndolo hasta por 9 años después de aquella vez.

<Continuará…>

Para los que siguen el twitter pues si no he twitteado es por falta de material ya que como comenté antes la idea es que nosotros como comunidad podamos recomendar o alertar a los futuros usuarios sobre algún mal servicio.

De momento los tweets que he agregado han sido solo para avisar sobre chicas que parecen buenas para que alguno se anime.

De momento me despido no sin antes desearles ¡felices brincos!